FANDOM


Si una Reina no puede proteger a su Rey, su ambición de juego es inútil.
Suzu Kasumi
Suzu Kasumi
Información
Saga de Debut Desconocido
Usuario NeoGirl
Perfil
Raza Demonio
Apodo Desconocido
Género Femenino
Cumpleaños 23 de Octubre
Altura 1,68m
Peso 54kg
Habilidades
Equipamiento Desconocido
Estado Personal
Parientes Desconocido
Afiliaciones Desconocido
Estado Desconocido
Estatus Social Desconocido
Rango Desconocido
Sirvientes Desconocido
Tema
Melodía
0px{{{Link}}}1

Suzu Kasumi (かすみ珠洲, Kasumi Suzu) es una Demonio miembro del Clan Drachenblut, siendo como pieza la Reina de Ryō Drachenblut.

AparienciaEditar

Suzu es una joven adolescente de tez pálida, delgada y no muy alta. Posee el cabello largo y de color rojizo claro, el cual siempre lleva suelto; sus ojos también son rosados, los cuales le dan una expresión de inocencia y sinceridad. Su ropa consta en 3 piezas, una blusa blanca de manga corta la cual lleva pequeños adornos, cuello en estilo "V", encima de esta lleva un chaleco en tono negro. Lleva una falda del mismo tono del chaleco la cual llega apenas encima de la rodilla.

PersonalidadEditar

En un principio, Suzu, se ve como una chica tímida e inocente, generalmente desviando su mirada hacia abajo como muestra de vergüenza, volviéndose algo torpe en esas situaciones. Dejando a un lado eso, Suzu es una chica cálida y amable a la cual le gusta ayudar a los demás. Es muy responsable y atenta a las personas de su alrededor, muchas veces siendo ella la que tomas las decisiones serias por su Rey.

Ella fácilmente denota sus estados de animo, ya sea mostrarse feliz, triste o sorprendida al ser exagerada en sus expresiones o reacciones. Algo en la que ella considera de admirar es su propia capacidad de paciencia con las impulsivas decisiones que toma Ryō, ella es casi siempre la que soluciona los problemas que él causa. Ha demostrado ser muy leal a Ryō a pesar de regañarlo continuamente, siguiendo las ordenes que este da sin reclamar, como muestra de confianza en él.

No es alguien a quien le guste las discusiones y mucho menos las peleas, pero si es por alguien que ella aprecia no dudará en luchar hasta el final.

RelacionesEditar

Ryō Drachenblut

Suzu admira y aprecia mucho a Ryō. Al principio ella se mostraba tímida y distante de él, solo cumpliendo con lo que él decía, pero con el tiempo lograron llevar una mejor relación y se volvieron más cercanos. Ambos se llevan muy bien y parecen tener una buena conexión como Rey y Reina. Ella se muestra muy cariñosa y atenta con él, no permitiendo que nada ni nadie lo moleste o lastime, en estos casos volviéndose totalmente hostil. También, de forma similar pero más cómica, Suzu tampoco deja que se le acerquen chicas, y cuando esto sucede suele molestarse.

HistoriaEditar

Suzu desde pequeña quiso seguir los pasos de su padre queriendo trabajar en el sistema judicial, es por eso que desde pequeña se dedicó a los estudios. Aunque también su padre la ayudaba en su entrenamiento físico en batalla, diciendo que como Demonios debían estar preparados para todo. Suzu con el paso del tiempo se volvió una chica bastante culta y preparada, con un futuro ya previsualizado. Toda su familia veía futuro en ella y rápidamente ella consiguió trabajo con su padre, lo único que necesitaba era voluntad y carácter como Demonio, no debía ser tan blanda en sus decisiones y volverse una chica firme.

Inocente llama carmesíEditar

Un día como cualquier otro, aparentaba ser otro típico día de trabajo el cual Suzu cumplía sin problemas. Aunque él lugar se veía muy concurrido, Suzu estaba al tanto de que un suceso acababa de ocurrir en la reunión de los Reyes Demonios, pero no sabía con exactitud que sucedía. Ella se encontraba junto a su padre cuando ve que un grupo de Demonios escoltaba a un joven de cabello color carmesí, ella sintió que su mirada se veía atraída, es entonces cuando el joven levanta su mirada observando a su alrededor, cruzando miradas con ella, provocando que esta se sonroje y mire hacia otro lado. Suzu, sintiendo curiosidad por aquel chico, le pregunta a su padre quien le cuenta que aquel Demonio era un miembro de la familia Drachenblut, y que él era quien poseía en su interior al Dragón Colosal. Suzu sin entender que hizo de malo como para ser juzgado, intenta hablarlo con su padre, quien sin más interrumpe a la confundida Suzu diciendo que el simple hecho de poseer tal poder es un peligro para todos, aclarándole que no se muestre interesada en el tema, ya que podría perjudicarla.

Suzu aún tenia cierta curiosidad por el tema, es por eso que ignora las palabras de su padre y se dirige hacia la celda donde se encontraba aquel joven. Este se encontraba sentado en medio de la celda con sus ojos cerrados, mientras dos guardias custodiaban la celda. Ella se acerca lentamente, pero es detenida por los guardias quienes le dicen que se retire, en ese descuido el joven abre sus ojos y tras esto ambos guardias caen al suelo inconscientes. Suzu asustada le pregunta que hizo, pero el chico parecía ignorarla intentando quitarse las esposas que retenían sus manos.

Suzu: Eres Ryō... ¿cierto? Hey te estoy hablando...

Ryō: Ah, eres la chica rara de antes.

Suzu: ¿R-rara?

Ryō empieza a reír y se disculpa, para luego preguntarle si ella podía sacarlo de ahí. En ese momento, frustrada Suzu se dio cuenta que estaba tratando con un idiota. Ella lo regaña diciéndole que no podía hacer eso mientras que él la observa con una mirada de desentendido.

Suzu: ¿Realmente eres tan malo y peligroso como todos dicen?

Ryō: Eso no podría decírtelo yo...

Suzu se ve sorprendida ante las palabras de Ryō quien parecía sentirse traicionado por los de su misma raza. En ese instante llegan más guardias quienes golpean a Suzu y la retienen contra un muro con una espada en su cuello, siendo acusada de intentar liberar al recluso. Ryō les grita que se detengan pero estos hacen caso omiso, dando la orden de asesinar a la traidora. Mientras el guardia se prepara para cortarle el cuello a Suzu, quien aterrorizada deja caer una lagrima por su mejilla. De un momento a otro, aquel guardia que se preparaba para ejecutarla es enviado a volar por una patada dejando a todos sorprendidos. Ryō había salido de su celda, pero aún conservaba las esposas en sus manos, los demás guardias se preguntaban como había salido. De una forma instantánea, uno de los guardias lanza una poderosa magia, la cual era un rayo usado para ejecutar rápidamente a quien impactara. Ryō es el objetivo del atacante, pero a último momento Suzu aparece en medio, siendo impactada por el rayo, el cual da en su estómago provocando una herida grave en su cuerpo. Ella cae al suelo apenas con vida mientras dice "Él no es tan malo como dicen", posteriormente desplomándose inconsciente en el suelo.

Tras esto Ryō se muestra enfadado y en un abrir y cerrar de ojos derrota a todos los guardias presentes. Cuidadosamente toma a Suzu y la carga llevándola hasta el salón principal donde se encontraban todos los Demonios a punto de empezar la sentencia dictada para Ryō. Él llega con Suzu en sus brazos y desesperadamente les pide que la curen, todos se sorprenden a ver a Ryō fuera de su celda y más aún cargando a Suzu quien parecía casi muerta. Rápidamente el padre de Suzu, quien se encontraba presente observando la sentencia, acusa a Ryō de manchar sus manos con la sangre de su hija. Es entonces cuando la mayoría de los presentes se lanzan sobre Ryō quien intenta explicar lo sucedido, pero inútilmente es inmovilizado a la fuerza mientras un grupo se encarga de Suzu.

Ryō no estaba en posición de reclamar ni decir nada, mientras intentaban curar a Suzu esta toma la mano de su padre quien se encontraba muy preocupado por ella, y dice lentamente que Ryō es bueno, costosamente continua contando lo que sucedió anteriormente con los guardias. En ese mismo instante aparece la hermana mayor de Ryō, Dalia, quien reclama por la inocencia de su hermano. Ante la confusión, se llega al acuerdo de la inimputabilidad del joven Demonio, quedando libre de ser sentenciado.

Petición inesperada. Bienvenida al Clan DrachenblutEditar

El ambiente parecía haber cambiado a uno más tranquilo, mientras Ryō se acerca a Suzu quien se encontraba recostada y le pregunta como se encuentra. Suzu le dice que bien y que no se preocupe ya que sus heridas sanan con rapidez, algo que parece que a Ryō le llama la atención. Luego de eso le agradece por haberla salvado, pero es interrumpida por él quien le dice que ella lo ha salvado, mientras sonríe. Momentos más tarde el padre de Suzu se acerca a ellos y le pide disculpas a Ryō por haber dudado de él, diciéndole que está en deuda por lo que hizo.

Ryō: Ahora que lo dice, hay algo que me gustaría...

Padre de Suzu: Si está dentro de mis límites no veo problema.

Suzu sorprendida

Suzu sorprendida

Ryō: Entrégueme a Suzu.

Un silencio incomodo se apoderó del lugar mientras Ryō decía tales palabras mientras sonreía inocentemente. Tanto Suzu como su padre muestran una exagerada expresión de sorpresa. En ese instante aparece Dalia quien cómicamente golpea a Ryō en la cabeza, regañándolo por no decir las cosas como corresponden. Suzu se reincorpora ya casi recuperada y observa a los ojos a Ryō quien parecía muy decidido en sus palabras. El padre de Suzu, confundiendo las cosas, comenta que es demasiado pronto para que se casen, cosa que provoca que ambos se exalten y lo nieguen mientras Dalia ríe por la inesperada respuesta.

Ryō: No es eso, solo quiero que se convierta en una de mis piezas, veo que tiene potencial y estoy interesado en ella.

Padre de Suzu: Eso si que es inesperado, sería un honor que alguien de mi familia sea parte de su clan, pero es decisión de ella por lo que veo.

Todas las miradas están puestas en ella quien falta que de una respuesta, quien tímidamente dice que lo va a pensar. Ryō parece decepcionado e intenta insistir pero Dalia es quien se lleva a Ryō a la fuerza mientras le dice que no sea pesado y amablemente le dice a Suzu que lo piense tranquila.

Ya a solas con su padre Suzu parece confundida en la decisión que tomar, él le dice que no importa lo que haga y sea la decisión que tome él estará bien mientras ella sea feliz. Ella abraza a su padre y le dice que le agradece todo lo que hizo por ella y que también ha tomado una decisión.

Suzu corre tras Ryō quien se estaba marchando del lugar junto a quienes lo acompañaban, él voltea y la observa alegremente. Ella sonríe y le dice que va a acompañarlo aceptando ser su pieza.

Poderes y HabilidadesEditar

Suzu2

Transformación de Suzu

Como Reina, Suzu tiene todas las habilidades de Caballo, Torre y Alfil. Posee una velocidad y una fuerza sorprendente, pero sobresale en el uso de la magia, con la cual tiene un excelente manejo y control. Con esta es capaz de curar cualquier herida en poco tiempo, siendo una ventaja para sus aliados el uso de la curación con magia. También es capaz de recubrir sus manos con un aura mágica en forma de hoja pudiendo cortar objetos sólidos con facilidad, similar al uso de una espada, pero solo con sus manos.

Manipulando la energía oscura, Suzu es capaz de crear un sello el cual luego de dejarlo marcado en algún lado, puede transmitir energía hasta el punto de sobrecargarlo y hacerlo explotar de una forma violenta. La fuerza de la explosión depende de la energía transmitida. Su dominio en ésta disciplina le ha permitido crear sellos con tal facilidad, que con sólo un simple movimiento de sus dedos es capaz de trasmitirlos.

TransformaciónEditar

Suzu posee una transformación demoníaca, al igual que la mayoría de los demonios. Esta revela sus verdaderos poderes como demonio, adquiriendo dos alas negras y un aura demoníaca.

CitasEditar

  • "En el mundo humano aprendí que una chica debe cuidar sus modales, pero si alguien lastima a mi familia no tengo porque mostrarle modales."

NavegaciónEditar

 v  d  e
Demonios