FANDOM


Ryō Drachenblut

Ryo1

Ryo demon

Información
Saga de Debut Desconocido
Usuario Kurai Mun
Perfil
Raza Demonio
Apodo Desconocido
Género Masculino
Cumpleaños 17 de Octubre
Altura 1,75m
Peso 63kg
Habilidades
Equipamiento Desconocido
Estado Personal
Parientes Desconocido
Afiliaciones Desconocido
Estado Desconocido
Estatus Social Desconocido
Rango Desconocido
Sirvientes Suzu Kasumi (Reina)
Kumiko Shiina (Alfil)
Tema
Melodía
0px{{{Link}}}1

Ryō Drachenblut (ドラゴンの血 亮, Drachenblut Ryou. Literalmente "Radiante Sangre de Dragón") es un joven Demonio de sangre pura. Es el hermano menor de Dalia Drachenblut por lo que es próximo heredero del Clan Drachenblut, aunque no demuestra demasiado interés en eso, viéndose interesado solo en objetivos propios. A la vez es considerado un problema para los altos cargos, ya que por ser un Demonio de Clase Alta es bastante problemático debido a sus actos.

Ryō es conocido como "The Scarlet Berserker" por su personalidad y su distintivo cabello color escarlata. Es famoso por los problemas que causa y sus habilidades innatas, también es conocido como aquel que derrotó y asesinó al Dragón Colosal.

AparienciaEditar

Ryō luce como un hombre joven de pelo corto, puntiagudo y pelirrojo (escarlata). Sus ojos son de color oscuro, dándole un toque de frialdad a su mirada. Su físico es el de un adolescente promedio de tez pálida. La primera impresión que da al verlo, o como lo describe la mayoría, es la de un muchacho perezoso y distraído.

Aunque no le agrade y odie las formalidades, viste ropas formales las cuales consisten de una camisa roja con corbata negra, encima de esta lleva un traje gris y por encima de este lleva una capa negra con detalles en dorado oscuro. Siempre que puede intenta usar ropas sueltas y no tan "formales", consistiendo de una remera negra y sobre esta una chaqueta gris; o la típica vestimenta del Instituto.

PersonalidadEditar

En un principio Ryō es un típico adolescente vago y perezoso de carácter reservado al que pocas cosas le preocupan, y al ser alguien al que no le gusta estar en concurrencia con tanta gente, prefiriendo la tranquilidad y el silencio, suele estar solo descansando en cualquier sitio o entrenando.

Su forma de expresarse es bastante peculiar, nunca dice nada solo por el hecho de decir algo, muchas veces prefiere guardarse sus comentarios antes que decir algo innecesario, y cuando lo hace es porque lo ve necesario. Él mismo ha dicho que le molesta cuando las personas hablan de más. A él siempre le gusta jugar un papel misterioso por lo que al expresarse le da misterio y suspenso a sus palabras al igual que con sus actos, le gusta pasar desapercibido y no figurar demasiado, varias veces asustando a la gente cuando aparece repentinamente.

Ryō es sumamente perceptivo y posee una naturaleza instintiva. Por su forma de actuar demuestra que no es consciente de los peligros ni las consecuencias de sus acciones, esto es algo que lo lleva a ser regañado cómicamente por su hermana mayor. Por más que posea algunas actitudes poco convenientes, Ryō puede ser bastante maduro si se lo propone y si la situación realmente lo requiere. No es del tipo de personaje que se detiene a planear las cosas ni a calcular las consecuencias, simplemente actúa por instinto, casi siempre diciendo que prefiere improvisar antes que planear un elaborado plan. A pesar de eso es muy inteligente y posee un gran sentido de la razón. También puede ser muy vigoroso y no cederá cuando está determinado a lograr una meta o derrotar un enemigo.

Es un gran amante de la lucha hasta el punto de que se divierte con estas, aunque solo si estas es contra alguien quien es considerado "fuerte" por él, de otro modo dice que es aburrido luchar contra alguien que no está a su nivel. No es alguien que tenga piedad, por lo que no cambia nada el hecho de tener que matar a su enemigo, incluyendo que sea de una forma cruel.

RelacionesEditar

Dalia Drachenblut
Dalia y Ryō llevan una típica relación de hermanos. Cuando se encuentran, ambos discuten de forma continua, siendo estas discusiones cómicas por cosas de poca importancia. A pesar de eso ambos se apoyan el uno al otro sin dejar que nada suceda entre ellos. Dalia muchas veces salva a Ryō de los problemas en los que él se mete, es por eso que él siempre acepta ayudarla en lo que sea.
Suzu Kasumi
Suzu es la primer sirviente de Ryō, siendo la persona más cercana a él y su mejor compañía. A pesar de poseer dos personalidades opuestas coinciden en muchas cosas y se llevan bastante bien. Ryō confía plenamente en ella es por eso que es su mano derecha y, como él dice, su "conciencia".

HistoriaEditar

Ryō nació al comienzo de la Gran Guerra entre las Tres Facciones. Para su suerte él es parte de una de las familias más nobles de entre los Demonios, y no se vio afectado por las consecuencias de la guerra. Con tal descendencia, Ryō, se veía obligado a seguir los pasos de su familia, los cuales se destacaban en ser una de las familias más poderosas. Ryō desde pequeño fue entrenado e introducido en el mundo de las batallas, en las cuales parecía adaptarse rápidamente. Ya para su adolescencia se había convertido en un Demonio de la Alta Clase, pero eso solo era un estatus social. Ryō debía ganarse el respeto y hacer honores a su descendencia como miembro del Clan Drachenblut.

A pesar de tener la ventaja de pertenecer a una familia importante, Ryō solo era un Demonio promedio, el cual no se destacaba en nada. Él debía seguir los pasos de su hermana mayor la cual desde pequeña se ganó su reputación como una Demonio de Elite. Ryō debido a su personalidad de darle poca importancia a las cosas era visto como la "oveja negra" del Clan, y mal visto por las otras familias. Pero como todo, a Ryō le importaba poco y nada. Su madre, quien era parte de los Cuatro Reyes Demonios, siempre defendió y apoyó a Ryō, excusando que el poseía un potencial oculto. Esto no evitaba que los demás Demonios de Clase Alta y Elite lo vieran como una deshonra.

Hermosa Primavera que muere. Radiante voluntad que nace.Editar

"Donde la paz y la armonía mueren, coincide una lluvia de dolor y desesperación, ahogando toda esperanza lejana. Hundiéndose en un mar de oscuridad teñida de de dolor y soledad, un rugido resuena en las mentes de aquellos que lo rechazaron. Su ira se convertiría en su camino de venganza, arrebatando los corazones de aquellos quienes le arrebataron el suyo. Solo un corazón puro con una voluntad radiante podrá hacerle frente a tanta oscuridad, ambos cayendo en una guerra eterna por el control, aquel que acepte tanto esa oscuridad como esa voluntad será quien cortará sus garras de destrucción".

Por los distintos mundos recorría una leyenda, la cual era acompañada de una dulce melodía, esta era contada de muchas formas pero todas coincidían de un mismo final. Esa historia era la favorita de Ryō, cuando era pequeño, su madre se la contaba casi todas las noches antes de que él se durmiera, ella con una dulce voz narraba la historia de un poderoso Dragón el cual vagaba por los mundos en busca de alguien a quien amar, aquel Dragón solitario que era rechazado por todos se volvió violento y agresivo, convirtiéndose en el destructor de mundos. Hubo un valiente ser, con una voluntad interior capaz de hacerle frente a aquel Dragón, la leyenda narra que era una bella mujer de cabellos largos y sueltos, los cuales al soplar el viento se podía apreciar todo su esplendor. Aquella mujer fue capaz de contener y doblegar al Dragón, a pesar de su increíble poder no luchó, solo lo miró a los ojos y logró entender su sufrimiento, compensándolo con lo que él más quería. Así fue como hicieron un pacto y ambos compartieron su espíritu, compensándolo la oscuridad con luz y viceversa.

Cada vez que su madre le contaba esa historia Ryō admiraba más a aquella mujer. Soñando con poseer algún día tal voluntad. Pero eso solo era un sueño infantil, o al menos eso pensaba Ryō después de que pasaron los años. A pesar de que le seguía gustando la historia, dejó de creer en ella a medida que pasaba el tiempo. Al poco tiempo de que Ryō llegara a la adolescencia, su madre se ve afectada por una fuerte enfermedad que rápidamente deterioró su salud así como su vida, provocando su muerte. Este fue un gran impacto para el Clan y para el mundo de los Demonios. Necesitaban a un nuevo Rey Demonio, rápidamente se llevó a cabo una reunión de los altos cargos para nombrar al nuevo Rey.

Ryō asiste a la reunión acompañando a su hermana, quien fue solicitada a asistir siendo una de las candidatas al puesto. Ya reunidos los altos cargos de Demonios, evaluaban que decisión tomar, pero esta se ve interrumpida por un fuerte rugido que hace vibrar el lugar. Luego de eso una fuerte explosión ocurre sobre ellos, al observar notan que el techo fue arrancado por completo. A la distancia, en el oscuro cielo que los rodeaba se podía divisar a un Dragón, el cual volaba sobre el lugar mientras destruía todo a su paso. Todos los Demonios presentes se mostraban confundidos y asombrados. ¿Como un Dragón había llegado ahí? Rápidamente lo identifican como el Dragón Colosal, aquel que vaga por los mundos destruyendo todo a su paso. El Dragón constantemente rugía y destruía todo lo que lo rodeaba, como si quisiera demostrar que estaba enfadado. De entre tanto escándalo Ryō podía escuchar levemente que alguien gritaba el nombre de su madre. Ryō instintivamente corre hacia el lugar donde provenía esa voz. Sin mucho que recorrer llega al campo de batalla, donde la voz se volvía más intensa. Varios Demonios hacen varios intentos para detener al Dragón pero son inútiles. Ryō se acerca a este y lo observa fijamente llamando su atención. El Dragón instintivamente se lanza sobre él atacándolo, pero se detiene a ultimo momento, ambos quedan cara a cara y Ryō le pregunta porque gritaba el nombre de su madre. El Dragón levanta su cabeza y le pregunta si realmente puede entender lo que dice. "Dime porque estabas llamando a mi madre" -dijo rudamente Ryō sin quitarle la mirada. El Dragón rápidamente le contesta que ese no es su problema, y con un fuerte rugido hace una muestra de su poder, creando una presión de energía a su alrededor. A la vez seguía gritando por Harumi, pidiendo que se la devuelvan.

En medio del escándalo llegan los refuerzos, el grupo de Demonios le ordenan a Ryō que se retire mientras ellos intentan enfrentar al Dragón, Ryō se niega y les grita que se vayan dejando a todos sorprendidos por su inesperada actuación. Ryō lentamente camina acercándose al Dragón quien se encontraba luchando contra un grupo de Demonios que lo atacaba por detrás. El grupo de refuerzo intentan detener a Ryō pero son interrumpidos por una joven mujer la cual aparece delante de ellos. "¡¿Acaso no escucharon a mi hermano?!" -dijo Dalia con una voz disgustada. El grupo se ve obligado a mantenerse a la distancia observando.

Mientras Ryō intenta volver a hablar con el Dragón pero este parece negarse a querer escucharlo. Rápidamente lo golpea con su cola y lo envía a volar brutalmente contra unos escombros. Ryō malherido se vuelve a levantar pero es derribado nuevamente por el Dragón quien con sus garras lo atrapa contra el suelo. Sin poder moverse Ryō mantiene su mirada indiferente. "¡Porque me observas como si me entendieras!" -gritó el Dragón. Ryō continuaba observándolo sin quitarle los ojos de encima.

Ryō: Se que estas confundido y te duele, pero con esto no resuelves nada.

Dragón: Y tu que sabes, sólo eres un Demonio, solo saben aprovecharse de los demás. ¡Ella era diferente!

Ryō: Lo se y te entiendo, también me duele pero no por eso ando haciendo berrinches. Acéptalo.

Dragón: ...Me sorprende tu valentía, no cualquiera se dirige hacia mi de esa forma. Debo admitir que en eso te pareces a ella...

El Dragón suelta a Ryō mientras este sonríe y le pregunta su nombre. El Dragón se presenta como Ghidorah y también le pregunta su nombre.

Ghidorah: Ryō... tu idiotez te pudo llevar a la muerte. Pero admiro tu valentía. Realmente te pareces a ella.

Ryō se levanta mientras Dalia se acerca a ellos, viendo que las cosas se calmaron. Ghidorah sabe que disculparse no solucionará nada pero de todas formas lo hace, demostrando que ha dejado su orgullo a un lado. Sin más opción, le ofreció hacer un pacto a Ryō, el cual consistía en fusionar sus espíritus, el mismo pacto que había hecho con Harumi. Ambos fusionarían sus mentes y sus poderes en un solo cuerpo, teniendo un balance entre ambos. Ryō tenía muchas preguntas, pero sin más el Dragón explotó en un destello de luz, el cual cubrió el cuerpo completo de Ryō. Luego de que el destello se disipara el silencio se apoderó de todo el lugar, mientras todos observaban a un Ryō diferente, si bien su apariencia no había cambiado, este poseía un aura más completa y poderosa.

El juicio de la inocente llama carmesíEditar

Ryō es sometido e inmovilizado por un grupo de Demonios, a la vez Dalia intenta detenerlos pero es detenida por la aclaración de uno de los hombres quien dice que es por órdenes de los superiores. Sin nada que hacer Dalia le dice a Ryō que no se resista y que no tiene de que preocuparse, que ella se encargará del asunto.

Ryō es trasladado y sentenciado, junto a guardias que lo escoltaban llega a un edificio de grandes dimensiones, donde al parecer será el lugar donde será juzgado. A lo lejos ve a una joven demonio que lo observa con una mirada curiosa, esta al darse cuenta que Ryō le devolvía la mirada desvió la suya vergonzosamente y siguió en sus cosas. Luego del traslado es llevado a una celda donde se quedará hasta su sentencia, a la vez siendo vigilado por dos guardias, estos con una personalidad altanera. Ryō se encontraba en la celda tranquilo y sin inmutarse, con sus ojos cerrados se concentraba en su alrededor pudiendo escuchar lo que ambos guardias murmuraban. En ese instante aquella joven con la que él había cruzado miradas con anterioridad aparece, Ryō apenas abre uno de sus ojos y observa la situación, mientras los guardias echan a la joven. En ese momento es cuando Ryō abre sus ojos y sacude la energía del alrededor, provocando que ambos guardias caigan al suelo inconscientes. La chica se asusta y le grita que ha hecho, en ese instante Ryō la reconoce como "la chica rara de antes", cosa que a ella no le agrada demasiado. Ambos se presentan y Ryō tras no poder quitarse las esposas le pide amablemente si ella puede liberarlo, cuya petición es negada rotundamente.

"¿Realmente eres tan malo como dicen?" -Pregunta curiosamente Suzu. "Eso no podría decírtelo yo" -Contesta Ryō tristemente. En ese instante llegan más guardias quienes golpean a Suzu y la retienen contra la pared con una espada en su cuello, siendo acusada de intentar liberar al recluso. Ryō les grita que se detengan pero estos hacen caso omiso, dando la orden de asesinar a la traidora. Mientras el guardia se prepara para cortarle el cuello a Suzu, quien aterrorizada deja caer una lagrima por su mejilla. De un momento a otro, Ryō se teletransporta fuera de la celda y envia a volar con una patada al guardia, dejando a todos sorprendidos. Ryō había salido de su celda, pero aún conservaba las esposas en sus manos, los demás guardias se preguntaban como había salido. Otro guardia rápidamente lanza una magia hacia él, pero Suzu aparece en medio y es impactada por este, provocandole una gran herida y dejándola casi inconsciente en el suelo. Ryō, enfadado, rápidamente derrota a todos los guardias. Luego carga a Suzu en sus brazos y la lleva hasta el salón principal donde se encontraban todos los Demonios. Él pide que traten las heridas de ellas ya que al parecer se encontraba gravemente herida, sorprendiendo a todos en la sala. Un grupo se encarga de Suzu y sus heridas mientras otro grupo retiene a Ryō que inútilmente intenta explicar lo sucedido.

Suzu, apenas pudiendo hablar, explica lo sucedido dejando anonadados a todos en la sala. En ese instante aparece Dalia quien discute las acusaciones hacia su hermano menor. "Tienen una clara prueba de que no posee malas intenciones" -Dice Dalia mientras su voz resuena en el lugar. "Opino igual" -Dice un hombre a la distancia, quien rápidamente es identificado como Daisuke Shigeki, uno de los Cuatro Reyes Demonio. Tras tales actos a Ryō se le retiran sus cargos y motivos de encarcelamiento provocando la alegría y tranquilidad de quienes lo rodeaban.

Poderes y HabilidadesEditar

Ryō a la hora de un combate se vuelve completamente serio y firme. Él mismo desarrolló un estilo propio de lucha brutalmente violento, de esta forma ganandose su apodo. Él solo ha sido capaz de derrotar a un Dragón, hecho por el que es famoso, siendo esta una muestra de su poder.
Mirada de furia

Mirada intimidante de Ryō

Ryō es capaz de intimidar a sus enemigos de bajo nivel solo con aumentar instantáneamente su poder, dando un fuerte sacudida de energía a su alrededor, generalmente logrando que sus enemigos se desmayen o terminen por paralizarse. Con elevar su poder es capaz de agobiar al enemigo el cual termina optando por retirarse. Ryō usa esto cuando cree que no es necesario "moverse" para una batalla innecesaria.

Posee una fuerza bruta digna de un Demonio de clase alta, aunque le cuesta medirla, por lo que esto lo lleva a romper o destruir cosas inconscientemente. A la vez también posee una gran agilidad, la cual ejerce con facilidad pudiendo saltar y correr fácilmente, superando a un Humano promedio.

Ryō, por más de que no lo parezca, posee un gran intelecto y capacidad de análisis logrando encontrar la debilidad del enemigo de forma rápida y también siendo capaz de deducir complejos desafíos.

MagiaEditar

Ryo2

Ryō manipulando la energía

Manipulación de la Energía: Con esta magia Ryō puede, literalmente, manipular la energía pura que lo rodea. Pudiendo canalizarla, moldearla y darle forma, dándole muchos fines y usos diferentes. No es algo tan simple de manejar, pero Ryō ha logrado dominarla casi por completo. El uso de esta magia es comparado con la habilidad de los Ángeles Caídos y su manejo de la luz.
Espada de Energía: Ryō moldea la energía de a su alrededor dándole forma de una gran espada brillante. A pesar de su tamaño Ryō tiene un excelente manejo con ella, demostrando sus grandes habilidades al blandir una espada. Ni su poder ni su resistencia se compara con otras Espadas famosas, tales como las Demoníacas o Sagradas, pero es lo suficientemente útil como para cortar a sus enemigos.


Magia de Espacio-Tiempo: Ryō es capaz de controlar el Espacio a su antojo, siendo capaz de alterarlo a gusto con distintos fines. Al poseer capacidades de dimensión propia, posee un campo de fuerza dimensional y no se ve afectada ante otras habilidades dimensionales, es decir, no puede ser sellada o controlada por otro ser.

Teletransportación: La principal habilidad de la Magia Espacio-Tiempo es la de la teletransportación, aparecer y desaparecer en un abrir y cerrar de ojos. Esto lo logra alterando el Espacio pudiendo interactuar con otra dimensión para luego teletransportarse volviendo a la real, logrando recorrer grandes distancias en poco tiempo. Ryō no solo puede teletransportarse a sí mismo, sino que también puede llevar a otros siempre y cuando estén en contacto con él. También es capaz de solo mover partes de su cuerpo, manteniendo abiertas dos brechas en lugares diferentes, sin mucha distancia entre sí, entrando por una y saliendo; por ejemplo usando su brazo para alcanzar un objeto sin necesidad de moverse.
Gracias a la facilitación de un objeto especial, Ryō puede teletransportarse instantáneamente hacia ese objeto sea donde sea que se encuentre. Uno es una hebilla en forma de rosa la cual le regaló a Dalia como obsequio.
Caja de Pandora: Ryō también es capaz de teletransportar objetos de diferentes tamaños, alterando el Espacio puede meter algo a la dimensión alterna y traerlo cuando desee, cuanto mayor sea su tamaño más energía consume, viéndose limitado en ese sentido.
Intangibilidad: Ryō es capaz de volverse intangible solo por un corto período de tiempo en el cual hace que los objetos pasen a través de él sin recibir daño alguno. Ryō teletransporta cualquier parte de su cuerpo, o su cuerpo entero, al lugar que ocupa el mismo espacio creando lo que pareciera ser una ilusión de esa parte.
Agujero Negro: Ryō junta sus manos creando un vórtice entre ellas, para luego lanzarlo y que se expanda, éste absorbe todo a su alrededor con una fuerza de atracción increíblemente fuerte y poderosa, tragándose todo lo que esté a su alcance.

TransformaciónEditar

Como todos los Demonios, Ryō posee una transformación en Demonio la cual le otorga dos alas negras las cuales le permiten volar, también el color de sus ojos cambian a un tono amarillo, sus orejas se vuelven puntiagudas y en su frente adquiere dos cuernos.

Ryo transformación

Transformación de Ryō

En su famosa "batalla" contra el Dragón, Ryō hizo un pacto con este fusionando sus espíritus y poderes, adquiriendo una nueva forma la cual no controla todavía. Ésta transformación demuestra la verdadera naturaleza de un Demonio y el poder destructivo de un Dragón. Ryō adquiere escamas de color rojas oscuras en algunas partes de su cuerpo, provocando que sus ropas se destrocen y sus brazos se vuelven similares a los de un Dragón. También le crece una cola escamosa la cual al final posee varias escamas en punta. Su cabello crece considerablemente y sus ojos se tornan de color verde y de su cabeza brotan dos cuernos. En esta forma Ryō no es consciente de lo que hace debido a tanto poder, es por eso que se vuelve peligroso tanto para sus enemigos como para sus aliados.

Habilidades SensorialesEditar

Sentido Sísmico: La primera y principal aplicación del sentido sísmico es la capacidad de percibir los alrededores. Al detectar las vibraciones en el suelo, Ryō puede percibir su entorno con tanta precisión como la visión normal. Esto solo se limita a algo sólido el cual está en contacto con Ryō, por lo general es el suelo, pero también se puede aplicar en muros.

Sentido del Olfato: Su nariz es tan aguda que es capaz de sentir el olor de su enemigo o algún objeto desde grandes distancias. Y también es capaz de reconocer olores los cuales haya sentido alguna vez, muchas veces identificando a las personas por sus olores.

Sentido Auditivo y Visual: Su sentido auditivo es muy bueno, llegando a identificar sonidos los cuales haya escuchado con anterioridad, y también fácilmente identificar la dirección de la que proviene. De forma similar, posee una excelente visión nocturna y muy detallista.

CuriosidadesEditar

  • Ryō sufre de tripanofobia (fobia a las inyecciones).
  • Es un gran jugador de ajedrez, jugando a este en sus tiempos libres.
  • Al momento de una victoria Ryō suele repetir siempre la misma frase: Jaque Mate.
  • Ryō ha dicho sólo busca sirvientes o piezas de sexo femenino.

CitasEditar

  • "El hecho de ser Rey no te convierte en alguien superior, después de todo, cuando el juego termina todas las piezas vuelven a la misma caja".
  • "La vida es como el ajedrez, eligiendo decisiones que pueden cambiar lo planeado, pero un simple error puede terminar en Jaque Mate."

NavegaciónEditar

 v  d  e
Demonios